youtube arrow share facebook twitter mail
Inicio > Nuestras Frutas > Nuestras Otras Frutas > Pera
-
Pera
-
-

Érase una vez... la pera


Originaria de Asia central, el Pyrus Communis se extendió a partir de la época neolítica en toda Europa central. Sin embargo, su cultivo sólo se desarrolló hace cuatro mil años en China. Los griegos descubren entonces la fruta y aprecian su textura. Pero fueron los romanos los que permitieron que el peral se diversificara con la práctica de injertos en el árbol, lo que multiplicó las variedades de pera.

Desde entonces, la pera se empieza a conocer en toda Europa. En la época medieval la pera se comía cocida ya que no tenía muy buen aspecto. A partir del Renacimiento, las variedades se multiplican todavía más, lo que da también lugar a la creación de especies para consumir crudas.

Actualmente, se comercializa una decena de variedades pero se pueden contar miles de especies.

Les presentamos a continuación las variedades comercializadas por BLUE WHALE:

Elegir bien sus peras


Opte por peras del piel muy lisa y tensa, exentas de huellas de golpes o de magulladuras. El pedúnculo debe estar presente y bien insertado en la fruta.

Las peras de verano se escogen tiernas y ligeramente coloreadas de amarillo; son perfumadas y poseen un pedúnculo más bien flexible. Las peras de otoño y de invierno se escogen firmes y todavía un poco verdes puesto que se conservarán algunos días en una bodega o en cestos de frutas, al aire libre.

Según la variedad y el estadio de madurez, las peras se conservan entre varios días y varias semanas. No conviene amontonarlas para no estropearlas.

Una vez que las peras están maduras, hay que consumirlas sin esperar entre de los 2 o 3 siguientes. 

Calendario de peras


Nutrición & Salud


¡ Una fruta refrescante y muy poco calórica!

Una pera = 50 Kcal

Valores nutricionales de la pera

Prótidos : 0.4g

Lipidos : 0.22g

Glúcidos : 11g

Agua : 84%

Potassio : 125 mg

Constituida de media por un 84 % de agua, la pera posee antes que nada virtudes hidratantes y refrescantes.

En su composición entran muchas vitaminas (A, B, C y E), oligoelementos así como antioxidantes que favorecen una buena renovación de las células y ralentizan su envejecimiento prematuro. Cubre perfectamente las necesidades diarias del organismo en potasio (125 mg por 100g), en magnesio y en calcio.

Fruta rica en fibras, la pera favorece el tránsito intestinal estimulando el funcionamiento de los intestinos. La presencia de sorbitol en los glúcidos facilita muchísimo la digestión.

Al contener apenas 50 kilocalorías de promedio por cada 100 gramos, con variaciones comprendidas entre 45 y 80 kilocalorías según el estadio de madurez, la pera es una de las frutas menos calóricas.

Esta fruta ligera es por lo tanto ideal para cuidar la figura y también un excelente tentempié con cualidades saciantes.

Sugerencia de recetas con peras